Fresas

Las fresas son unas pequeñas frutas llenas de antioxidantes y vitaminas, también son bajas en calorías y son súper saludables. Debido a su fibra, son ideales para cualquier persona que siempre se siente hambrienta.

Tienen beneficios para la salud ya que esta fruta esta llena de antioxidantes y agentes desintoxicantes, las fresas pueden ayudar eficazmente a reducir enfermedades inflamatorias como artritis y la gota.

Esta fruta tiene compuestos que alivian el dolor y la inflamación asociados con estas dolencias causadas por los radicales libres que existen dentro del cuerpo.

Un estudio reciente mostró que las mujeres que comían más de 16 o más fresas por semana tenían niveles de inflamación mucho más bajos. También tenían un 14% menos de probabilidades de tener niveles elevados de proteína C-reactiva (PCR) dentro de su sangre, lo que indica una inflamación alta.

Beneficios de comer fresas

Proporcionan una digestión saludable y la quema de grasa, ya que están llenos de fibra, las fresas mantienen la regularidad y aclaran los intestinos. Las antocianinas, el antioxidante de tono rojo en las fresas, causan que la grasa almacenada se queme mucho más rápido que en comparación con la ingestión de alimentos sin ella.

El nitrato, también presente en esta súper fruta, alienta el oxígeno y el flujo de sangre dentro del cuerpo; esto a su vez inspira pérdida de peso.

Las fresas proporcionan a tu cuerpo folato, un tipo esencial de ácido fólico que se encuentra dentro de los alimentos. Sin una cantidad suficiente de esta vitamina B, puedes ser susceptible a condiciones tales como enfermedades vasculares y disminución de la función cognitiva.

También promueven la salud ósea, las fresas contienen potasio, magnesio, vitamina K y son importantes para fortalecer sus huesos y mantenerlos sanos.

Los flavonoides que poseen reducen nuestro riesgo de enfermedades cardíacas e hipertensión al reducir el colesterol LDL. Estudios muestran que aquellas personas que comen tres o más porciones de fresas pudieron reducir el riesgo de ataques cardíacos un 32%.

Estas pequeñas frutas ayudan a aumentar el sistema inmune ya que las fresas poseen un excedente de vitamina C (alrededor del 113% de la ingesta diaria recomendada) que es suficiente para que tu cuerpo tenga los beneficios. Cuando se consume vitamina C durante situaciones estresantes, tiene la capacidad de disminuir la presión arterial a un nivel normal, lo que previene el desarrollo de la hipertensión.

Frutas antioxidantes y ricas en vitaminas

Aumenta la función cerebral ya que los radicales libres tienen la culpa cuando se trata de signos de envejecimiento y muchos otros problemas dentro del cuerpo humano. Específicamente hacen que disminuya el tejido cerebral y que los neurotransmisores se vuelvan mucho más débiles. Sin embargo, la vitamina C y los fitonutrientes en las fresas contrarrestan algunas de estas condiciones cuando se ingieren con regularidad. El yodo, que es otro nutriente en el que abunda la fresa, mantiene el sistema nervioso y la función cerebral adecuados. Las antocianinas también tienen la capacidad de mejorar la memoria a corto plazo drásticamente.

Las fresas ayudan a eliminar arrugas ya que junto con la biotina, que es necesaria para mantener el cabello y las uñas fuertes, las fresas también contienen el ácido elágico antioxidante, que defiende las fibras flexibles en nuestra piel y le permite verse joven y saludable.

Proporciona beneficios contra la presión arterial alta ya que el potasio es un vasodilatador y el magnesio reducen de manera eficiente la presión arterial alta, que puede aumentar con el consumo de sodio entre otros factores de riesgo para la salud, como seguir una dieta. El consumo de fresas regularmente no solo ayuda a prevenir la hipertensión, sino que también mantiene niveles saludables de oxígeno al permitir un flujo sanguíneo constante en todo el cuerpo.